Les invito a visitar mi primer blog "DESDE LOS PLIEGUES DEL ALMA"

Les invito a visitar mi primer blog "DESDE LOS PLIEGUES DEL ALMA"
En ocasiones, en la oscuridad de la noche, vemos con más facilidad la luz de nuestro interior. Escribir en las horas de la madrugada "en las horas de las brujas", fue una constante en mi vida, durante mucho tiempo.

sábado, 11 de julio de 2015

GRACIAS A DIOS PERMITIRME SEGUIR EN ESTE MUNDO Y POR TODO LO BUENO QUE ME DA.


El pasado día 6 de julio cumplí 55 años. 
En esta ocasión, en principio, al no poder asistir mis dos hijos mayores, no pensaba celebrarlo.
Estaba triste, melancólica, a pesar de que mi niña se había apresurado, muy temprano, 
a darme un anillo que ella me había comprado con sus ahorros. Pero, precisamente el hecho de que se vaya a ir a a la universidad, es, otra preocupación, para mí,  aunque me alegro por ella muchísimo. 
Como digo, había decidido no celebrarlo, tan sólo le dí gracias a Dios por haberme permitido llegar a esta edad tan hermosa, pero, de pronto, llamaron a la puerta con una tarta que había encargado mi marido, sin decirme nada. También me dio su regalo, una cadenita y una cruz que llevo en el cuello,  en la foto. 
Y he querido subirlo...quiero dar gracias a Dios y a todas aquellas personas que me quieren y aprecian. Aquellas que hacen que el día a día sea hermoso. 
Y, a aquellas que me han hecho daño y me lo siguen haciendo...sólo decirles que, Dios está arriba, y él es muy justo. 

RECUERDOS


Sigo guardando
los  secos esqueletos de los años
en el  viejo baúl.
Y  a veces
cuando me queda grande alguna hora
cierro los ojos
cojo las llaves oxidadas
y busco entre los huesos
algún minuto
a mi medida.



domingo, 21 de junio de 2015

!ME GUSTAS, SONETO!




Me gusta, de tu traje, la elegancia,
tu  porte tan gentil y postinero.
De  estrofas eres rey y caballero.
Subyugada, me rindo a tu fragancia.

Conquistarte, requiere fiel constancia;
tus labios no prodigan los “te quiero”,
más, eres fiel amante y compañero
 de la pluma que vence tu arrogancia.

El “Antes” y el “Después” de la poesía,
a tu izquierda y derecha permanecen,
admirando lo audaz de tu osadía.

Las palabras, dichosas, se estremecen,
en tus brazos, de dulce sintonía,
cual rosales del alma, que florecen.