Les invito a visitar mi primer blog "DESDE LOS PLIEGUES DEL ALMA"

Les invito a visitar mi primer blog "DESDE LOS PLIEGUES DEL ALMA"
En ocasiones, en la oscuridad de la noche, vemos con más facilidad la luz de nuestro interior. Escribir en las horas de la madrugada "en las horas de las brujas", fue una constante en mi vida, durante mucho tiempo.

viernes, 19 de diciembre de 2014

ÓJALA Y LA NAVIDAD ...FUERA PARA TODOS.





La Navidad tiene la mirada triste,
el paso cansado
y las manos frías.
Olvidó su bufanda en el banco
de las vanidades,
y  aunque alguien le puso luces
sobre el pelo
y paquetes de colores a los pies,
su corazón no tiene
la luz de antaño.
Pocos la miran a los ojos,
porque pocos son fieles
a su verdadera esencia.
El viento huele a hambre,
dolor  y sangre seca.
Sólo  unos pocos ríen,
con los bolsillos llenos.
Casi rendida, cierra los ojos,
   se sueña
  desvestida de luces,
sentada junto a un fuego
y rodeada de niños.
Va narrando un cuento  tras otro,
y los niños sonríen,
mientras sostienen en sus manos,
un tazón de leche caliente
y en sus corazones
toda la ilusión del mundo.
  

jueves, 9 de octubre de 2014

SONETO CON INTERROGANTES (1994)


¿Dónde olvidó la lógica su empeño?
¿Dónde la plenitud el alma mía?
Nació anhelo y crece en agonía
hoy, que quema a mi alma ardiente leño.

¿Será vano el rol que desempeño,
donde al nacer se muere la alegría;
donde la espera es lema y triste guía;
y corona a lo grande lo pequeño?

Redondos, van girando los minutos,
mientras muestran, burlones, un escrito:
“Recuerda, no tenemos sustitutos”.

Y mi ojos, mirando al infinito,
velando su fulgor oscuros lutos,
intentan separar verdad…y mito.

 

miércoles, 27 de agosto de 2014

ESTE VERANO HE CUMPLIDO 54 AÑOS. SIEMPRE DANDO GRACIAS A DIOS.




A LA MITAD DEL CAMINO

 A la mitad del camino…
como una media jornada
de un día largo…
La alborada, no volverá,
 renaciendo,
pero la tarde se ensancha
como una tarde desierta,
que anhela huellas de plantas.

Es mía esta tarde amarilla,
de mieses casi agostadas,
de pájaros cenicientos
y alondras enamoradas.

En la playa de la tarde
voy a recostar mi espalda,
para esperar a la luna
y contarle mis nostalgias.
  

jueves, 3 de abril de 2014

EN EL VIEJO OLIVAR


EN EL VIEJO OLIVAR

 A MI PADRE (+ EL 8/9/2013)

Tiene el viejo olivar puesto el sombrero
amarillo, del sol del mediodía.
En esta tarde ardiente de septiembre,
cruje bajo mis pies, la tierra seca;
pero allá en lo profundo,
donde se hunden  e indagan las raíces
su entraña se estremece
en esa entrega eterna y generosa,
 que al olivo alimenta.

En callado prodigio,
 la esencia de esta tierra cobra vida
bajo el áspero gris de la corteza,
en las ramas delgadas, en las hojas sutiles,
de un verde atardecido.

Los olivos aguardan,
sin lamentos profanos,
en esa espera sabia y reverente
reclinada en la fe de que la lluvia
nunca falta a su cita.

Y mientras… duermen,
acunados por el son de las cigarras,
el zumbar cansino de las moscas
y el musitar solemne del silencio…
que es mi propio pensar.

Sueñan los olivos
con las frescas mañanas de diciembre
con la humedad del beso del rocío,
con las ramas cargadas de la verde aceituna…
¡y con tus manos, padre, de alegre aceitunero!
esas manos heladas, agrietadas, heridas,
como de vieja arcilla enamorada,
que recogían su fruto,  con la ilusión de un niño.

Por eso,
en esta tarde ardiente de septiembre,
VUELVO AL VIEJO OLIVAR…
¡A COMPARTIR SU SUEÑO!
  

domingo, 8 de diciembre de 2013

HABRÉ SIDO YO



No seguiré rumbos establecidos
si el precio del peaje, son mis sueños.
No cejaré en seguirlos. Mis empeños
irán tras de su rastro, convencidos.

Será libre mi voz y sus latidos,
impregnados en dejes extremeños,
en raíces y patria…¡eternos leños,
ardiendo en el fogón de mis sentidos!

¡Quiero saber que no fui marioneta,
que no oculté mi faz tras la careta,
ni me escondí tras férreas celosías

cuando me toque el tiempo la trompeta,
mientras busca, impasible, la libreta,
para borrar mi nombre de los días! 

miércoles, 31 de julio de 2013

FANTASMA DE MI RISA (De mi primer libro Amor, realidad y sueño. 1995)


 
Distendiendo los labios…yo te creo;
¡Un leve movimiento…y apareces!
contigo, soy feliz, ante la gente,
aún teniendo en mi alma el desespero.

Me ayudas y después, te desvaneces…
¡fantasma de mi risa! fuíste un día
compañera tan fiel de mi alegría,
que tu huella, en mi piel llevo, por siempre.

Desde el fondo de mi alma, nacías fuerte,
y al balcón de mis labios te asomabas;
herida mi alma…ví que te alejabas
¡dejando tu fantasma, solamente!.